Mantenga la calma y tómelo con calma





Una ocasión escuche una historia que contaba un trailero de “los viejitos”, el señor narraba su historia mientras bebía un sorbo de café y fumaba un delicioso cigarro en una tarde lluviosa. Contaba el viejo señor de bigote y sienes encanecidas que cuando era joven le encargaron un viaje con un tráiler de doble remolque, de los más grandotes, de esos monstruos de acero que devoran las carreteras de nuestro país transportando infinidad de productos perecederos. En todo el camino le fue muy bien, hizo rugir su poderosa máquina por el asfalto durante día y noche hasta llegar a su destino, muy cansado llegó, pero aun con la tarea de introducirlo al área de descarga, era primera ocasión que llegaba ahí, así que estaciono el pesado monstruo y analizo la entrada, muy estrecha, muy difícil de meterse.

Se subió y comenzó a maniobrar las 3 pesadas escuadras de las dos cajas y el tracto camión, no podía!, era estrecha, sudaba y se ponía nervioso, y entre más intentaba, más difícil era, desesperado, se bajó tras hora y media de intentar infructuosamente de meter el tráiler para su descarga. Dio una patada a las llantas, se lastimo el pie y se fue a descansar un par de horas, a beberse un par de cervezas Tecate y tres cigarros marca Raleigh.

Tras conversar con algunos compañeros de un paradero, contar anécdotas, y vivencias, amores dejados en cada puerto, anécdotas de apariciones del mas allá, regreso más tranquilo y analizo con calma la situación, se subió, respiro con calma, sonrió, y comenzó a maniobrar, y sorpresa entro a la primera, dejo la carga, y termino feliz su trabajo.

Las cosas si no suceden a la primera simplemente hay que dejarlas un momento, no dejar de intentarlas si no dejar que el tiempo haga su trabajo, y bueno, asi ando yo ahorita con un error informático, un error de escritura en una base de datos MySQL, ya me fumé mi cigarro y tome un café :D espero que con eso, pueda tener el final feliz de la historia del trailero.

Gracias, si llegaste a leer hasta acá, la moraleja es no empeñarse demasiado, eso ciega y cansa, hay que dejar que el cerebro se calme, y retomar, no darse por vencido si no retomar…