El sueño del mar y la chica del celular



Entre uno de esos tantos sueños locos que suelo tener y que tanto me gustan, lo transcribo en la medida de lo posible antes que la mente lo almacene y olvide.

Soñé que corria y me perseguían en la noche, soldados con ordenes de disparar, y me escabullia hábilmente entre las personas que aun caminaban por los rastros de un mercado de vendimias y algunos que llegaban de un festival. No sabia ni por que me perseguían, seguro era por algo que no había hecho como suele suceder. Corrí y corrí y encontré a un chico al que le pregunte ¿donde puedo encontrar una moto? Me siguen! Necesito avanzar. Me dijo todas están descompuestas, así que seguí y seguí corriendo hasta llegar al mar.

Había un malecón muy extrañamente  alto muy hacia afuera del mar, y gente nadando en la noche, niños, mujeres, hombres. El mar estaba muy enfurecido y arrojaba peces muy grandes hacia la gente, venían las olas y se iban, la gente parecía disfrutarlas, un niño escapo de las manos de su padre, me metí al mar y se lo traje de vuelta.

Sin saberlo una hermosa chica enojona muy enfurecida se acerco a mi y me reprendió (nunca supe porque), al final, creo que le agrade y me dijo no corras más y quédate acá, le dije no puedo parar, y me respondió anota entonces tu número en mi celular, anote el numero, se lo regrese me dio un beso y me dijo te esperaré... me di la vuelta y corrí nuevamente.