Un colibrí atrapado en mi ventana


Un colibrí atrapado en mi ventana, sus rápidas alas se movían desesperadas y hacían chocar su cuerpo contra la luz del vidrio opaco y sin salida, lanzaba trinos con desesperación. 

Era tan bello verlo de cerca y moverse tan rápido y audaz, pero su lugar no era ahí y seguro moriría atrapado y agotado tras chocar una y otra vez esperando encontrar la salida que jamás vería. 

Tome su cuerpo durante no mas de 2 segundos con mis manos, trate de hacerlo lo más delicadamente posible, jamás había tocado uno así vivo, su cuerpo era tan pequeño y frágil  que parecía de papel, abrí la hoja de la puerta y lo liberé, y voló libre y lanzando trinos que supongo fueron una forma de decirme: !gracias¡ gracias infinitas  por dejarme libre..