Sueños de una esquizofrenia fallida



Es naturaleza del ser humano preocuparse mas por los que no retribuyen el interés y olvidarse de quienes merecen su atención, ¿y por que pienso esto? es obvio ante las circunstancias naturales de los procesos de la vida. ¿Sabes? Ante noche soñé con una viejita francesa que insultaba entre dientes a unos estudiantes universitarios, uno de ellos la escucho y comenzó a aventarle espuma de turrón, la francesa tenia miedo de pasar la calle hasta que se decidió,  y fue severamente vapuleada por cientos de jóvenes .. que cosas!!.

Mas tarde soñé que había una inmensa oscuridad y tras escuchar un tenue ruido en el balcón que da a la calle, vi a una sombra parada ahí, era un hombre, era alguien invadiendo mi espacio, me dio coraje y miedo a la vez, intente preguntarle que hacia ahi, invadiendo propiedad privada, pero las palabras no lograron salir de mi boca, como cuando te entra un miedo lo suficientemente fuerte para quedar paralizado, no sentía eso desde niño cuando encontré a una gata debajo de las escaleras con varios gatitos, el susto fue tal que me quede paralizado a mis 7 u 8 años creo, eso si, del coraje sali corriendo tras la gata por las escaleras y fui tan veloz que casi le pego (o si le pegue?? ) no recuerdo bien, lo único que recuerdo es que en aquel entonces mi cerebro era un poco mas cuerdo que hoy y por las noches no divagaba en pensamientos absurdos sumergido en el mar del insomnio.

Tal vez , si tal vez, un día pueda volver a ser una persona normal, tal vez no se puedan recuperar las neuronas perdidas en esas fiebres frías que el termómetro descompuesto no detectó hace 20 años, y que consumieron poco a poco mi médula espinal dejando secuelas alucinantes que me hicieron dudar de mi existencia misma, y que por momentos me sumergieron en un mundo de sueños, sueños que a veces me dominan me atrapan pero sueños míos al fin, no los sueños ni las resacas emocionales de alguien mas  queriendo generarlas sobre mi.

Pararé, si sigo terminare cruzando voluntariamente la puerta de la cordura y lo peor sera que para cuando me percate me habré olvidado de donde e dejado la llave, tengo demasiado trabajo que hacer hoy.. tristemente en el mundo real.